Menu
Radio Cumbre - En la Cumbre de la Comunicación

Cultivo de zapallo

El cultivo de zapallo y calabaza es de climas templados, algunos autores citan que es cosechado desde hace más de 10.000 años y que la mayoría de las variedades son de origen americano, existen referencias desde la antigüedad, de algunas variedades en China, Egipto y Oriente Medio.

 El zapallo o calabaza común se siembra en el lugar definitivo después de que han pasado los peligros de las heladas, que va de marzo a agosto. Puede sembrarse en semillero y bajo invernadero si se quiere adelantar el cultivo, haciendo el trasplante después, cuando las matas tengan dos o tres hojas, o progresivamente hasta el comienzo del verano.

La plantación, ya sea por semilla o por trasplante, se realiza en suelos fértiles, ricos en materia orgánica y permeable, poniendo 2 semillas juntas en cada hueco, separadas estas en 1,5 metros para prevenir la competencia durante el desarrollo de la planta.

Variedades


Científicamente se denomina Cucúrbita al zapallo y Cucúrbita moshata a la calabaza. Una de las variedades más conocidas es la Cucúrbita pepo; esta última denominación es dada por la palabra griega pepon, que significa ‘suave’ o ‘maduro’. Otras variedades difundidas en nuestro país son la Híbrida del IAN, Angola, Cucúrbita mixta y máxima. La ingeniera Juanita Caballero, la ingeniera Graciela Estigarribia y el ingeniero Edgar Figueredo, en su material; “Orientaciones Básicas sobre el Cultivo de Hortalizas” recomiendan, Cururú, Plomo, Tetsukabuto B8A, Exposición, Delicia y Hokkori.

Cultivo

Los zapallos y calabazas, generalmente, en nuestro medio se plantan de las semillas conservadas de la cosecha anterior, las cuales se han dejado secar a la sombra y quedan libres de fibras. Generalmente se prefiere la siembra de primavera a otoño, teniendo en cuenta que la mayoría de las variedades utilizadas en la actualidad terminarán de fructificar cinco meses después de la siembra.


Cuando se realiza la siembra es recomendable primero tratar la tierra bien trabajada con cal viva, de tal forma que se realice una desinfección del lugar del cultivo. Luego de 3 días, remover con rastrillo y hacer unos hoyos de 50 centímetros a los cuales se les agrega una mezcla de mantillo de monte y tierra de superficie. Se deja unos 2 centímetros de luz entre el pozo y la superficie del terreno. Luego de asentada la tierra, se ponen 2 o 3 semillas en el medio del hoyo, a una profundidad 2 veces el tamaño de las mismas; esto es importante para favorecer la germinación. Se aprieta con la mano y se procede a regar nuevamente con el preparado de bosta y agua. Esto hace que despierte la semilla y evita que queden burbujas de aire entre la semilla y el suelo. Con esta técnica en VALEPAI de Caacupé he tenido buenos resultados.

Una vez que salen las plantitas, se procede a la cobertura con paja o pasto elefante seco, evitando la fuga de humedad, y la proliferación de malezas cuando el cultivo es rastrero. En algunos casos, cuando se trabaja con variedades trepadoras, se hacen las guías con tacuaras, maderas o tendidos tensos de alambre. La cobertura sirve también para proteger a las hojas si hubiere frío.

Cuando las plantitas tienen las hojas verdaderas se procede al raleo por medio de la selección de la planta más desarrollada y que tiene más oportunidades de producir mejor.

En nuestro medio, la cosecha va de 3 a 5 meses, dependiendo de la variedad. Se debe poner especial atención al cambio de color de las hojas, que coinciden con la madurez del fruto; este obtiene un color más intenso y las hojas se amarillentan. La cosecha se realiza, dejando siempre una porción del tallo con unos centímetros, sobre todo si se va a tardar en su comercialización.

Propiedades

Las semillas son muy útiles en diferentes aplicaciones. En forma de té, el cual se prepara hirviendo lentamente por 20 minutos en agua polvo de semillas, se deja reposar 30 minutos y se usa para el tratamiento de la gota, los cálculos renales o ardor al orinar.

Las semillas secas molinadas se mezclan con miel de caña para formar un jarabe; este sirve para mantener en forma la próstata.

Las hojas frescas machacadas se aplican en los casos de torceduras o esguinces.

Las hojas cocinadas con un poco de agua se pueden usar en casos de emergencias como antiinflamatorio y cicatrizante.

El té de las hojas es usado como antirreumático. Muchos trabajos han demostrado que la pasta preparada de las semillas se ha empleado con éxito contra los parásitos intestinales. El consumo de zapallo es considerado adecuado para aliviar la hidropesía.

“La educación es la base del desarrollo de las comunidades. p.m.g.”


ABC RURAL

Modificado por última vez enJueves, 06 Febrero 2020 11:03
volver arriba